Soledad, el broche de oro del Festival del Pescador 2018

Fue la máxima estrella en el cierre de la 34° edición del Festival de Sauce Viejo. También estuvieron presentes Jésica Benavídez, Monchito Merlo, Guitarreros y Orlando Vera Cruz.

Soledad revolucionó el escenario junto a su hermana, con un repertorio totalmente renovado, y que hizo delirar a las 7000 almas que presenciaron el show.

Lo propio sucedió con Guitarreros, quienes fueron uno de los grupos más aclamados de la noche del escenario Horacio Guarany. Monchito Merlo también hizo un repaso por su cancionero popular junto a Ángeles Deló como invitada especial y Orlando Vera Cruz se mezcló entre los espectadores y brindó un show entre la multitud.

El Huracán de Arequito.

Soledad fue la figura central en el cierre del Festival del Pescador 2018, en Sauce Viejo, cuya segunda noche terminó en la madrugada del miércoles.

“Es una fiesta a la que quiero mucho, y tengo mucho cariño por toda la gente de la zona y por todo Santa Fe que se viene al festival”, dijo la cantante a Cadena 3 antes del evento.

El huracán de Arequito arrasó en el escenario con canciones inéditas y que no son de su repertorio habitual, como “Corazón valiente”, “Trasnochados espineles”, “Somos nosotros” y “La olvidada”.

El espectáculo continuó con “Nostalgias tucumanas”, “Zamba de La Candelaria”, “Paloma blanca”, “Criollita santiagueña”, “Zamba de usted” y “Zamba para olvidar”.

Monchito Merlo se destacó en su paso por el escenario y deleitó con su chamamé al público. Se retiró ovacionado.

También lo hizo Orlando Vera Cruz, el cantautor santafesino, quien se metió con su guitarra entre los espectadores y así cantó sus temas, entre ellos, “Santa Fe de mi querer”, “Canción del jornalero”, “Punta Cayastá”, “Viejo Paraná”, “El agua que era visita” y “El viejo Aguara”.

Además estuvieron presentes Guitarreros, Willy y los Chamameceros, la Compañía Folclórica “El Grito Sagrado”, Senderos, y Peregrinos.

La noche no se vio opacada a pesar de un corte de luz que afectó la zona de Sauce Viejo por casi media hora, cuando Senderos todavía estaba en el escenario.

Por decisión de la Comuna de Sauce Viejo, se utilizaron, en la apertura de del festival, “fuegos artificiales sin estruendo” para protección de las personas con autismo y a los animales.

Se entregó, además, una distinción a los primeros organizadores del festival.

Y entre las dos jornadas según la Comuna de Sauce Viejo la cifra de espectadores alcanza las 30mil personas.

 

Fuente: Santa Fe producciones-Cadena 3