El rugby de Santa Fe tuvo un fin de semana imborrable

Hace 60 años un grupo de locos decidió cometer la osadía de fundar una Unión de Rugby. Desde el atrevimiento de esos muchachos amantes de una disciplina que aquí apenas se conocía se ha cimentado uno de los deportes más populares de la ciudad y la región. En los últimos tiempos, esa Unión que surgió hace seis décadas apostó por conjugarse con productoras locales para atraer grandes eventos y así lograr que el rugby se convierta en una marca de Santa Fe.

Nos costará un tiempo tomar real dimensión de todo lo que pasó este fin de semana. Recién cuando veamos a Colombia y Argentina en Río nos daremos cuenta de que el rugby sudamericano eligió en cancha de CRAI a quienes lo representarán en la vuelta de este deporte a los juegos olímpicos luego de 92 años ausente. Tal vez cuando la USR cumpla 70 años sepamos valorar la fiesta de los 60, en la que la Maison Stamatti se transformó en el quincho de un club para albergar al mejor tercer tiempo que se recuerde. Tan perfecto fue todo que hasta ganó el seleccionado local ante el siempre duro Sudamérica XV, en el cierre de un fin de semana soñado. A todo esto hay que añadirle la visita de Felipe Contepomi (rugbier con más puntos, partidos y mundiales para Los Pumas) y la asamblea de la CONSUR, que por segundo año consecutivo se realizó aquí.

De algo no tenemos dudas, tan difícil como valorarlo en su justa medida será olvidarlo a este fin de semana que quedará fijado en los momentos salientes de los jóvenes sesenta años de historia que el deporte ovalado acaba de cumplir en Santa Fe.